martes, 24 de marzo de 2009

Delegación de poder

Japón extiende, intensifica y globaliza sus maniobras militares en relaciones con el ejército estadounidenses. Japón es la economía más prospera y estables después que la de los Estados Unidos y es el aliado más fuerte en el oriente lejano. Ambos países nunca han colaborado en una contienda bélica como aliados. Así nos deja saber el comandante de la dieciocho de infantería Sawai: "We have never actually been to war, and there are many things that we want to learn from the U.S. soldiers," .
Es interesante como el ejército se robustece cuando sus vecinos se desarrollan a pasos agigantados en países capitalistas competitivos. Son sucesos distintos pero paralelos con causa y efecto. Esto puede traer dos problemas que pueden desencadenar una guerra: carrera armamentística y lucha de influencias geopolíticas. Ya es evidente que China es un país que hay que tomar en serio especialmente ahora que su aliado Corea del Norte es una potencia nuclear. Mao una vez comentó que ellos son los únicos que pueden dominar el mundo porque tiene el capital humano, no obstante, no tenían los recursos económicos, ahora los tienen. Es posible que los estadounidenses quieren delegar la responsabilidad de la región a su aliado ya que ellos tienen las manos llenas en asunto un “peu mais” apremiante. Esto trae recuerdos de la iniciación de la Primera Guerra mundial: mismos elementos en un teatro distinto.